domingo, noviembre 18, 2007

Palabras de una asceta hindú a punto de ser matado por un soldado inglés: "¡No me engañarás! ¡Tú también eres Dios!".

2 Comments:

Blogger Edu said...

Me encanta esta "anécdota"... Nos la contó el otro día el profe de yoga, diciendo que efectivamente era un sabio que había hecho voto de silencio; que durante 30 años no había hablado, los soldados ingleses lo tomaron por "sospechoso" al no responder, y que cuando uno de ellos le clavó la bayoneta, sólo dijo "yo soy tú" (para el caso, es parecido). Salu2

9:34 a. m.  
Blogger mau said...

Fijate que yo la encontr� en un libro de Evola. Inesperado, �no? Me gusta tu versi�n
Saludos

5:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Tracker
Tracker