miércoles, octubre 08, 2008

¿Arte?

El Arte [...] no debe reflejar lo peor del artista sino lo mejor de él.[...] no debe necesitar ser traducido para llegar al público. No puede ser privilegio de unos pocos deformados, que pintan latigazos y ramazones sangrientos poniéndole como título Mi primer juguete [...] no debe ser cueva para el refugio de los resentidos. El no estar de acuerdo con el actual mundo corrupto no justifica plasmar otro aún más corrupto y deformado. No es cosa de rechazar, sino de mejorar. No es válido hacer cosas simplemente nuevas, sino mejores. Vale más un buen artesano que reproduce, humildemente, las viejas formas armónicas y útiles, que el sofisticado escultor de moda que suelda cuatro hierros oxidados fumando un cigarrillo de marihuana, y cuya obra ni sirve a nadie, ni se entiende ni se siente. Simplemente es aceptada por un mundo loco en el cual el más loco se lleva la palma.

De: Cartas a Delia y Fernando.
Jorge Ángel Livraga

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"El Arte [...] no debe reflejar lo peor del artista sino lo mejor de él."

"Vale más un buen artesano que reproduce, humildemente, las viejas formas armónicas y útiles"

...fuera de estas dos aseveraciones el texto tiene algo de verdad.

Si bastase con "un buen artesano" entonces no tendriamos arte, sino objetos utilitarios. Reproducir "las viejas formas" sólo implica dar vueltas en circulos, y más aún, negar el desarrollo de cualquier idea nueva.

Y por último el arte debe reflejar y punto, lo demas se encuentra entre la percepción, la interpretación y el significante, el resto es silencio.

8:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Saludos a Anónimo. Un par de observaciones: el artículo de Delia no dice que "basta con ser un buen artesano", dice que "vale más un buen artesano que... etcétera. Y estoy de acuerdo contigo en el sentido de que el arte debe reflejar y punto; pero no el Arte a que se refiere este artículo, que lleva otros objetivos, por eso lo escribo con mayúscula: lo demás es el arte subjetivo y relativo con el cual estamos plenamente familiarizados: el premiado, el reconocido, el aceptado, el "mírenme mis travesuritas", el "ay, qué artista soy", el del ego, pues, no el de más allá del ego, que es al que se refiere el artículo. Y no es que el otro no sea arte, sí lo es, pero no es ese Arte hecho con la parte que nos trasciende normalmente, y que, seamos sinceros, muy muy pocos pueden hacer porque se hace con el Ser, no con el parecer. Porque, por lo general, no somos, parecemos ser nada más, lo demás es ego que quiere su reconocimiento, o mente, la gran destructora de lo real. Saludos.

2:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Tracker
Tracker